Plan de acción en Economía Circular

Plan de acción en Economía Circular

Considerado por la Comisión Europea una de las principales propuestas del Pacto Verde Europeo. El Plan de Acción en Economía Circular abarca o tiene una estrecha relación con diversas acciones incluidas en el Pacto.

Transformar los métodos  de fabricación de los productos y empoderarnos desde el consumo para que existan opciones sostenibles.

La circularidad ha de ser la norma en nuestras vidas y acelerará la transición ecológica de nuestra economía.

En 2015 la Comisión Europea publicó el primer plan de economía circular proponiendo cincuenta y cuatro acciones clave. Ahora, en el marco del Pacto Verde Europeo (marzo de 2020) la Comisión reforzó su estrategia circular convirtiendo esta en uno de los principales pilares del Pacto.

El carácter transversal de los objetivos  y los sectores a los que van dirigidas las acciones convierten a la EC en el eje del crecimiento sostenible y en el pilar hacia una economía climáticamente neutra en 2050.

La  UE  debe  acelerar  la  transición  hacia  un  modelo  de crecimiento regenerativo que devuelva al planeta más de lo que toma de él. Debe avanzar hacia el mantenimiento de su consumo de recursos dentro de los límites que encierra el  planeta. Y,  con  tal  fin,  esforzarse  por reducir  su  huella  de  consumo y duplicar  su tasa de utilización de material circular en la próxima década.

Los objetivos del Plan de acción de Economía Circular, van dirigidos a cambiar la manera de producir. Pero también de consumir. Hay que abandonar la economía lineal de “extraer, producir, usar y tirar”:

Diseño de productos sostenibles

El 80% del impacto medioambiental está en la fase de diseño de los productos.

La Unión Europea legislará sobre la sostenibilidad de los productos. Un diseño eficiente capaz de generar menos residuos. Para ello se ampliará la Directiva sobre diseño ecológico ampliando su alcance a todos los productos posibles. Establecerá principios de sostenibilidad como:

  • Más durabilidad, reutilización, reparación y actualización de los productos.
  • Más materiales reciclados en el momento del diseño y de la producción.
  • Fomentar la refabricación y reciclado.
  • Reducir la huella de carbono y la huella ecológica.
  • Limitar los productos de un solo uso y la obsolescencia prematura.
  • Prohibir la destrucción de bienes duraderos cuando no hayan sido vendidos.
  • Incentivar productos como servicios.
  • Potenciar la digitalización y el marcado inteligente.
  • Recompensar a los productos circulares.

esquema de economía circular

Los primeros pasos estarán encaminados a ciertos productos  considerados prioritarios en cuanto a su impacto y por tanto necesaria circularidad. Entre ellos: electrónica, sector textil, mobiliario, productos químicos, acero y cemento.

Especial capítulo merece la energía y todos los productos relacionados con este sector. En cuanto a diseño pero también en cuanto a etiquetado energético.

Consumo responsable

La responsabilidad sostenible aplicada al producto debe de encontrar una demanda adecuada. Para ello se busca aumentar la participación desde el consumo en la economía circular. Y es fundamental el mensaje de ahorro a la hora de comprar un producto. La sostenibilidad no debe encarecer los productos.

Estos además deben de estar acompañados de información clara y precisa  sobre su vida útil, las distintas posibilidades de reparación incluyendo información sencilla y piezas de recambio.

La Comisión Europea trabaja en un nuevo derecho a la reparación que incluirá en un catálogo de derechos y garantías para que los consumidores puedan elegir su compra sostenible.

Por su parte las empresas estarán obligadas a acreditar la información ecológica o sostenible de sus productos, mediante criterios establecidos de huella ambiental que serán integrados en el etiquetado.

Contratación pública ecológica

La capacidad de compra/contratación de los gobiernos nacionales, regionales y locales así como de otras entidades y organismos públicos, será un resorte mas para fomentar la contratación pública ecológica.

El Semestre Europeo incluirá objetivos de economía circular. Los Estados miembros podrán utilizar el IVA para promover actividades sostenibles, como servicios de reparación, y se aplicará una fiscalidad ambiental con impuestos sobre vertidos e incineración, por ejemplo.

En otro orden de cosas, se establecerá una etiqueta ecológica a los productos financieros,  se movilizará financiación privada en apoyo a la economía circular, el desarrollo de principios de contabilidad ambiental y la promoción de criterios de sostenibilidad en las estrategias empresariales.

Circularidad en los procesos de producción

Una industria circular que en el Pacto Verde Europeo está apoyada por la revisión de la Directiva sobre emisiones industriales y la nueva Estrategia para las PYME.

La certificación sostenible en la industria, la aplicación del Plan de acción para la bioeconomía (biología circular y sostenible), o de nuevas tecnologías digitales de localización, marcado ecológico y mapeo de recursos y tecnologías.

La cadena de valor de los productos

Se trata de un elemento clave para la sostenibilidad y circularidad de los productos. Especialmente en sectores como electrónica y tecnologías de la información y comunicación, en el que los residuos de aparatos electrónicos que en la UE se reciclan por debajo de un 40%. La Comisión prepara una Iniciativa sobre la Electrónica Circular.

Otro sector importante es el de vehículos y baterías, que contará con un nuevo marco para baterías basado en la Directiva de pilas y acumuladores y en la Alianza de baterías

Los envases y embalajes alcanzaron en 2017 los 173 kilos por habitante en la UE. De aquí al 2030 todos los envases han de ser reciclables o reutilizables. Por un lado, la nueva directiva permitirá reducir los residuos del envasado e impulsará un diseño para su reutilización y reciclado, así como disminuyendo su complejidad en cuanto a materiales.

La  Comisión  supervisará  rigurosamente  e  impulsará  la  aplicación  de  los requisitos  de  la  Directiva  relativa  al  agua  potable.  Se ofrecerá  agua  corriente  potable en  lugares  públicos, reduciendo  la  dependencia  respecto  del  agua  embotellada  y disminuirá los residuos de envases.

Los plásticos seguirán lo establecido en la Estrategia de la UE para el plástico en una economía circular . Regular el uso de microplásticos, el desarrollo uso y etiquetado de bioplásticos así como de plásticos biodegradables y compostables, son algunos de los objetivos. La aplicación en julio de 2021 de la Directiva de productos de plástico de un solo uso.

La industria textil ocupa la quinta posición en emisiones de gases de efecto invernadero. Tiene un uso intensivo de agua y solo el 1% de sus productos se recicla.  El 60% de la producción textil consumida en la UE se produce fuera de sus fronteras.

Con estos datos, la Comisión propondrá la Estrategia integral de la UE para productos textiles. Reforzará la competitividad industrial y la innovación y el diseño ecológico. Destacar elEl impulso del consumo de textiles sostenibles y circulares, incluyendo la reutilización como contrapunto a la moda rápida. La promoción de nuevos modelos de negocio, como reparación, reutilización, producto como servicio, recogida separada de residuos textiles…

Construcción y edificios, es uno de los sectores mas contaminantes de la UE, generando el 35% de los residuos y consumiendo alrededor del 50% de recursos o materiales extraídos. La nueva Estrategia para un entorno construido sostenible promoverá mejorar la durabilidad, el reciclaje, mediante libros digitales del edificio, etc.

La UE promoverá iniciativas para reducir el sellado de suelo, rehabilitar solares abandonados o contaminados e impulsar el uso seguro, sostenible, circular de suelos excavados.

Alimentos aguas y nutrientes, son recursos biológicos de especial atención para la Comisión Europea dentro del Pacto Verde. En la actualidad se pierde o desperdicia el 20% del total de los alimentos producidos. Son necesarias medidas urgentes en la distribución de alimentos, y en el consumo. La Estrategia de Bioeconomía y la Estrategia de la granja a la mesa abordarán estos retos.

Un nuevo reglamento sobre el uso y reutilización del agua en agricultura fomentará el enfoque circular. . Además el plan integrado de gestión de nutrientes será el resultado de la revisión de directivas (tratamiento de aguas residuales y lodos de depuradoras) y del impulso de medios naturales de eliminación de nutrientes como las algas.

Residuos

Dos millones y medio de toneladas de residuos al año es la cifra que la Comisión traduce en cerca de media tonelada de residuos por persona y año en la Unión Europea.

Las acciones previstas de diseño de productos mas sostenible aliviará sin duda desde la prevención esta presión al medio ambiente europeo. Pero también es necesaria una revisión de la legislación europea referente a los residuos y ello, mas allá de lo planteado para baterías, envases, textil, aparatos electrónicos etc.

El establecimiento de la responsabilidad ampliada del productor será otro pilar de ayuda para la reducción de residuos. Pero el principal reto es aumentar la eficacia de la recogida separada de residuos, con más información a la ciudadanía, mejores sistemas de recogida y selección, y el uso de baremos de calidad de residuos destinados a su reutilización.

Las sustancias tóxicas tendrán una legislación específica implantada por el Reglamento REACH. La Comisión creará un mercado de materias primas secundarias certificadas gracias a la introducción de requisitos sobre el contenido reciclado en los productos.

La UE atenderá también al mercado de exportaciones de residuos. Por ello se ha movilizado la industria del reciclado europea, con la intención de no exportar residuos a terceros países. La expresión reciclado en la UE será un sinónimo de calidad. Irá acompañada de nuevas normas sobre los traslados de residuos, restringiendo las exportaciones de aquellos que tengan efectos nocivos para el medio ambiente.

 

Acciones e iniciativas en Economía Circular

Entre 2012 y 2018, el empleo ligado a la economía circular en la UE creció un 5%, hasta alcanzar unos 4 millones de puestos de trabajo.

La Agenda de Capacidades y el apoyo del Fondo Social Europeo Plus contarán con un enfoque de competencias y capacidades así como de empleo acorde con las necesidades de la transición ecológica.

Los Fondos de Cohesión apoyarán a las regiones en el cambio hacia una economía circular, especialmente en regiones ultraperiféricas e insulares.

El Mecanismo para una transición justa  incluirá en su presupuesto subvenciones a proyectos de economía circular.

La Iniciativa Urbana Europea que aborda los retos de las ciudades inteligentes y la iniciativa sobre ciudades y regiones circulares. A ello hay que sumar el Acuerdo de Ciudad Verde.

La circularidad es un requisito previo al objetivo de neutralidad climática. Sus criterios estarán presentes en el nuevo marco regulador para la certificación de las absorciones de carbono.

Investigación e innovación

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional apoyará a las empresas innovadoras. El programa LIFE y Horizonte Europa podrán aportar soluciones circulares al mercado.

Las Acciones Marie Sklodowska Curie respaldarán la creación de capacidades, formación y movilidad del personal investigador en estrategias circulares.

El Instituto  Europeo  de  Innovación  y  Tecnología coordinará  iniciativas  innovadoras sobre   la   economía   circular   en   colaboración   con   universidades,   organismos   de investigación y representantes de la industria y las pymes, reunidos en las «comunidades de conocimiento e innovación.

Pacto europeo por el clima

Pacto europeo por el clima

El Pacto europeo por el clima recoge los principios básicos de la propuesta de Reglamento publicado en marzo de 2020. Esta propuesta de Reglamento establece el marco para lograr la neutralidad climática fue publicada en marzo de 2020 y modifica el Reglamento UE 2018/1999 conocido como Ley del Clima Europea.

El Pacto europeo por el clima tiene tres objetivos: concienciar, fomentar la participación ciudadana y promover acciones concretas.

Las   repercusiones   del   cambio   climático   son   indiscutibles:   las   sequías,   los incendios  forestales,  las  tormentas,  las  inundaciones  y  otros  fenómenos  meteorológicos extremos  están  aumentando  en  todo  el  mundo.  Esto  ha  tenido  un  gran  impacto  en  las tendencias demográficas. El cambio será más radical y sus consecuencias impredecibles si no logramos  reducir  urgentemente  nuestra  huella  ecológica  y  nuestras  emisiones. Sus  efectos transformarán radicalmente nuestro mundo y los primeros afectados serán los grupos más vulnerables, en el mundo y en nuestra sociedad.

Los compromisos con el clima alcanzados en el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible marcan desde hace años el camino a seguir en este objetivo.

El Pacto por el Clima requiere de una amplia colaboración y debate. De la comprensión de los retos que supone abordar el calentamiento global y sus consecuencias.

COP 25 Madrid

Una Unión Climáticamente neutra

La Comisión Europea asume el compromiso de ser una institución climáticamente neutra en 2030. Un ejemplo que quiere destacar la importancia de tomar la iniciativa en este proceso.

Jóvenes activistas del clima han captado la atención del mundo y han dado forma al debate sobre el cambio climático.

Otro ejemplo es la iniciativa de Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía en la UE   que cuenta con 10.592 municipios firmantes representando casi 340 millones de habitantes. O la Plataforma europea de Economía Circular  y la creación de Comunidades de Energía en toda Europa 

El Pacto por el clima

Su principal objetivo es concienciar y apoyar las acciones que puedan conseguir paliar la crisis climática. La Comisión Europea liderará la información y comunicación, así como la promoción de acciones que involucren a la ciudadanía y el apoyo de la gobernanza necesaria para la aplicación del Pacto.

Ofrecerá a las personas y las organizaciones formas de aprender sobre el cambio climático, de desarrollar y aplicar soluciones y de conectarse con otros para multiplicar el impacto de estas soluciones. Ofrecerá apoyo al movimiento europeo en favor del clima y se centrará en difundir la concienciación y apoyar la acción.

Además de la comunicación y de las acciones de concienciación, el Pacto financiará iniciativas nuevas o ya existentes. Se creará un Centro de Conocimientos sobre el Clima, como apoyo a proyectos innovadores. También difundirá las oportunidades de financiación relacionadas con el clima dentro de programas europeos como Horizonte Europa.

El Pacto por el Clima priorizará aquellas medidas que se centren en creación y mantenimiento de espacios verdes,movilidad sostenible, la eficiencia de los edificios y la cualificación dirigida a la creación de empleo verde.

 

 

 

Ninguna acción es demasiado pequeña para lograr un cambio

Estrategia de la granja a la mesa

Estrategia de la granja a la mesa

Con el título: Estrategia de la granja a la mesa. Para un sistema alimentario justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente, la Comisión Europea publicó en mayo de 2020 esta comunicación dentro de los objetivos esenciales del Pacto Verde Europeo.

De la granja a la mesa

Es hablar del impacto positivo o neutro que el sistema alimentario debe tener en el medio ambiente. Es decir, la producción de alimentos, su transporte y distribución, la comercailización y el propio consumo. Todos estos elementos de la cadena de valor de la alimentación y cada uno de ellos por separado, deben preervar los recursos, mitigar y adaptarse al cambio climático en sus procesos, proteger el suelo, el agua, el aire, la sanidad vegetal y la salud y el bienesrtar de las especies animales y revertir la pérdida de biodiversidad.

Brotes de lechugas

Todas las personas deben tener acceso a alimentos nutritivos, sostenibles y en cantidad suficiente. Los alimentos sostenibles deben ser además los alimentos mas asequibles, promoviendo un comercio justo. La transición hacia la sostenibilidad del sistema alimentario en 2023, cambiará el tejido económico de muchas regiones de la UE, especialmente de las zonas con baja densidad de población.

¿Cómo garantizar una producción sostenible de alimentos?

Es necesario transformar los métodos de producción, mediante la aplicación de soluciones tecnológicas, digitales y ambientales. Se pueden conseguir mejores resultados, respetar el medio ambiente, y aumentar la resiliencia al cambio climático. Se puede reducir el uso de insumos como plaguicidas o fertilizantes.

La descarbonización de la cadena alimentaria con sistemas de certificación de la absorción de carbono en agricultura y silvicultura. Estos serán de aplicación en las explotaciones y estará en relación directa con el sistema de pagos de la Política Agraria Común PAC.

Se aplicarán los principios de la economía circular a las explotaciones agrícolas: biofertilizantes, bioenergía, etc. Y una producción sostenible de pescado y otros alimentos marinos.

Será exigida una reducción del uso de plaguicidas químicos y el exceso de nutrientes, para disminuir la contaminación del suelo, del agua y del aire y la pérdida de biodiversidad. La Comisión plantea una reducción del 50% en 2030.

Se establecerán medidas de seguridad y diversidad de semillas, con variedades adaptadas al cambio climático, garantizando un acceso mas fácil al mercado para variedades tradicionales y adaptadas localmente.

El fomento de la agricultura ecológica, mejorará la biodiversidad y creará empleo. El objetivo se fija en conseguir en 2030  que el 25% de las tierras agrícolas sean de agricultura ecológica.

Los nuevos «regímenes ecológicos» ofrecerán una importante fuente de financiación para impulsar las prácticas sostenibles, como la agricultura de precisión, la agroecología (incluida la agricultura ecológica), la captura de carbono en suelos agrícolas y la agrosilvicultura.

¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria?

El cambio climático y la pérdida de biodiversidad suponen amenazas para la seguridad alimentaria. Distintas crisis, como la del COVID19, afectan a la cadena de valor alimentaria: productores, transportistas, comerciantes, etc. Y provocan cambios en las pautas de consumo. La Comisión Europea elaborará un plan de contingencia para garantizar el suministro de alimentos y la seguridad alimentaria en tiempos de crisis.

La transformación de alimentos, el comercio, la hostelería y los servicios alimentarios deberán cumplir objetivos de sostenibilidad, reducir la huella medioambiental, especialmente en el envasado de alimentos y colaborar en opciones de alimentación saludable.

La Comisión Europea trabajará en un modelo de código de conducta y en la mejora del marco de gobernanza empresarial así como en modelos de negocios circulares en la transformación de alimentos y el comercio minorista. Revisará las normas de comercialización reforzando el marco legislativo de indicaciones geográficas y los sistemas alimentarios locales y regionales creando cadenas de suministro más cortas.

¿Cómo promover el consumo sostenible de alimentos?

Las prácticas de consumo de alimentos han de ser más sostenibles y saludables y controlar en mayor medida el desperdicio de alimentos. Para ello es necesario habilitar a los consumidores para que opten por alimentos saludables y sostenibles. Pero también conseguir etiquetados mas completos, buscando métodos para armonizar las declaraciones ecológicas voluntarias. Animar a los consumidores a elegir dietas sostenibles y su inclusión en comedores escolares.

¿Como reducir la pérdida y desperdicio de alimentos?

La Comisión trabaja en una nueva metodología para medir el desperdicio de alimentos con datos que los Estados miembros presentarán en 2022, tras lo que propondrá objetivos jurídicamente vinculantes.

Revisará normas como la indicación de fechas de consumo, cuantificará los niveles de desperdicio e investigará las perdidas en fases de producción y su prevención.

 

Promover la transición global

El paso a sistemas agroalimentarios sostenibles estará unido a los Objetivos de Desarrollo del Milenio ODS. Para conseguir esta transición global, la Unión Europea buscará alianzas verdes con socios externos mediante la política exterior, de cooperación y de comercio internacional.

El Pacto Verde Europeo es una oportunidad para conciliar nuestro sistema alimentario con las necesidades del planeta y para responder positivamente a las aspiraciones de los europeos en relación con una alimentación saludable, equitativa y respetuosa con el medio ambiente

Una Europa climáticamente neutra: el Pacto Verde Europeo

Una Europa climáticamente neutra: el Pacto Verde Europeo

El Pacto Verde Europeo fue presentado por la Comisión Europea en diciembre de 2019 para:

Impulsar el uso eficiente de recursos mediante el paso a una económía limpia y circular, restaurar la biodiversidad y reducir la contaminación

Planteando una transición justa e inclusiva con el objetivo de conseguir que la Unión Europea sea climáticamente neutra en 2050 y con una reducción del 55% de las emisiones antes del 2030

Actuaciones dentro del Pacto Verde Europeo

Los ámbitos de actuación abarcan desde el fortalecimiento de la biodiversidad; la defensa de una agricultura y una cadena alimentaria sostenibles, respetuosas con el paisaje y la cultura rural; el trabajo por una energía limpia; convertir la industria  europea en una industria sostenible y respetuosa con el medio ambiente; conseguir un sector de la construcción sostenible, reducir los efectos contaminantes de los transportes, etc.

#EUGreenDeal se convierte en la estrategia de crecimiento de la UE y abre un espectro de actuaciones que, a simple vista, afectan a muchos sectores económicos, a propuestas políticas y a compromisos sociales. Se trata de un espectro de objetivos que cambiarán muchos comportamientos y darán pie a la creación de una mayor conciencia ambiental.

Una hoja de ruta acompañada de legislación o recomendaciones. Entre las ya aprobadas, destacar: el nuevo plan de acción en economía circular; la ley del clima; biodiversidad; de la granja a la mesa; estrategia industrial europea; estrategia sobre productos químicos, etc.

Cabe destacar que la crisis sanitaria, social y económica producida por el COVID19, ha impactado de manera disruptiva en el Pacto Verde Europeo. La reacción de la Comisión Europea ha sido defender el Pacto y reforzarlo para convertirlo en eje central del plan de recuperación y resiliencia propuesto por la Comisión para la salida de la crisis. Y por tanto en su prioridad dentro del programa de trabajo para 2021.

Estrategia para 2021

En septiembre de 2020 la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen presentó en el debate sobre el estado de la Unión  #SOTEU2020 las medidas concretas para este año que comienza.

En su discurso la presidenta anunció medidas concretas como:

  • Objetivo de reducción de emisiones en 2030 alcanzaría un 55%
  • Antes del verano de 2021 la Comisión revisará toda la legisltación europea en materia de clima y energía
  • El 30% del presupuesto del nuevo programa #NextGenerationEU, unos 750.000 millones de euros, se recaudarán mediante bonos verdes.
  • El 37% de los fondos europeos se invertirán en objetivos de #EUGreenDeal que incluyan proyectos faro: hidrógeno, edificación ecológica, etc.
  • Creación de una nueva Bauhaus europea desde la que profesionales de arquitectura, ingeniería, diseño etc. trabajen para convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro.
Empleo digital y economía circular

Empleo digital y economía circular

Relación entre empleo digital y economía circular

La economía circular tiene un componente digital muy importante. De hecho, las competencias digitales son desde hace años una prioridad para la Comisión Europea. A través del sistema DIGCOMP, la Comisión ha identificado y evaluado 21 competencias digitales que ya están incluidas en el currriculum europeo EUROPASS

logo europass

Coalición por las competencias y el empleo digital

La Comisión Europea dentro de su estrategia de Mercado Único Digital, creó la Coalición que a su vez trabaja estrechamente con las Coaliciones nacionales. En este momento cuenta con 400 miembros en 23 Estados miembros de la UE.

El pasado mes de marzo de 2019 el equipo de coordinación de la Coalición por las competencias se reunión en Bruselas. 

Uno de los objetivos de este encuentro ha sido el lanzamiento de contenidos en su portal web. Desde su creación, ha querido configurarse como plataforma de intercambio de información y networking. Pero especialmente, como ventanilla única para competencias digitales en Europa.

Empleo digital

Según el informe encargado por Telefónica sobre la sociedad digital en 2018, existen en España más de 10.000 puestos de trabajo que las empresas no pueden cubrir. Y esto, en parte, por falta de competencias digitales de quienes optan al puesto.

La brecha digital en competencias se suma a la brecha digital geográfica. Esta provoca marcadas diferencias en el acceso a servicios digitales entre las áreas rurales y las zonas urbanas.

Competencias digitales

Competencias digitales

La Unión Europea mantiene desde 2018 un programa de formación, financiado a través de Horizonte 2020 y Erasmus+. El programa ofrece contenidos en competencias digitales. Se dirige a todas las disciplinas académicas y cuyo objetivo es la adquisición de competencias digitales en los campos mas demandados por el mercado laboral.

Cualquier estudiante puede participar en este programa. De hecho,  la vía para hacerlo es la misma que para solicitar una beca Erasmus+. Además, los recién graduados pueden optar a prácticas de 12 meses de duración.

Las empresas y entidades de acogida de estos estudiantes son precisamente aquellas que forman parte de la Coalición a las que se suman aquellas empresas que participan en Horizonte 2020 y por supuesto, cualquier otra empresa que pueda ofrecer prácticas en entornos digitales.

Competencias digitales II

Crear servicios en torno a productos

Esta es una de las formas de inmersión en un sistema económico pensado en circular. Transformar los productos en servicios supone que el ciclo del producto no se agote. Además consigue generar empleo a lo largo de su fase de consumo y que se asegure el retorno y por tanto la reutilización y/o el reciclaje.

Las industrias europeas están aumentando su oferta de servicios en torno a los productos que fabrican. En un contexto digital es posible obtener servicios relacionados con el buen mantenimiento del producto. Pero pueden llegar a convertirse en un catálogo de servicios que crean una relación entre empresa-consumidor. Esta es una diferenciación del fabricante y hace frente a los cambios en los hábitos de los consumidores.

Un ejemplo de ello está en los fabricantes de productos de iluminación. La larga duración de las bombillas LED, comunes entre los consumidores, están provocando que estos fabricantes ofrezcan servicios y productos “postventa” relacionados con las bombillas. O en el caso de mobiliario para oficinas, con modelos flexibles adaptables a la evolución del cliente.

mud jeans ciclo

Mud jeans , Vigga,  y ofertas de renting de diferentes marcas de coches, son un ejemplo de esto.

La opinión de los expertos

AIDIMME, Instituto Tecnológico de Valencia, analiza el potencial de los sistemas producto-servicio para la transición a un modelo de economía circular.

Al mismo tiempo, reslata la importancia de la industria 4.0, el uso de lnternet de las Cosas, Big data, etc… en este proceso.

“Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) representan un importante avance tecnológico que ha revolucionado el mercado y actual modelo económico. La digitalización posee un gran potencial desmaterializador. Si bien suele ir acompañada de una tendencia a la proliferación de aparatos electrónicos (que además quedan rápidamente obsoletos)”. 

“El análisis de las diversas tecnologías analizadas con mayor potencial para catalizar la puesta en marcha de modelos de negocio acordes a los principios de Economía Circular y focalizándose en una orientación a sistemas Producto-Servicio y algunas de sus posibles aplicaciones se indican a continuación, si bien el listado está lejos de ser exhaustivo”.

Realidad virtual, realidad aumentada, plataformas web, móvil, medios de pago, contacto con clientes, big data…. Son parte integrante de un proceso de cambio en el modelo económico.

Nativos digitales

En 2001 se empezó a hablar de nativos digitales: como han nacido y se han educado inmersos en la era digital “dominan” las competencias digitales. Pero está demostrándose que esta ecuación no funciona.

Es cierto que estos jóvenes definidos así, cuentan con una marcada alfabetización digital adquirida de manera informal. El teléfono móvil, la nube, las redes sociales, big data, tecnologías aplicadas a nuevos procesos de reparación (impresoras 3D, reciclaje, reutilización…)  exigen unas competencias específicas.

Por ello la acción de la Comisión Europea en cuanto a identificación de competencias, diseño de itinerarios de prácticas y formación y detección de nuevos escenarios a través de iniciativas como la de la Coalición, son tan importantes.

Como lo son las propias compentencias digitales para el impulso de la Economía Circular.


Infografías elaboradas por Nuria Martínez sobre datos de Eurostat y DESI

0