Globalización de la Educación Superior

Los días 25 y 26 de noviembre se celebra en Bruselas el Consejo de Educación Juventud
Cultura y Deporte. El debate de este Consejo se centrará
en temas como la dimensión global de la educación superior  La UE despliega una estrategia hacia la internacionalización en tres áreas:
movilidad de estudiantes y personal, internacionalización en los programas de
formación y de la enseñanza on-line; y cooperación estratégica.
 

La modernización e
internacionalización de la enseñanza superior se perciben en la UE como
elementos clave que apoyarán el objetivo de crecimiento y empleo 

a través de la
innovación y la investigación de la UE. El principal valor de la
internacionalización de la enseñanza superior es el aumentar su calidad y
preparar mejor a los alumnos para vivir en un mundo global además de para
trabajar en una economía global. 
Una globalización de la enseñanza
y un desarrollo tecnológico con expansión de recursos de enseñanza abierta y
los cursos online masivos y abiertos (MOOCs) están cambiando radicalmente el
paisaje de la educación superior e intensificando la competencia global en
cuanto a participación de estudiantes en movilidad internacional y la atracción
de los mejores talentos.
La UE afirma que la potencialidad
de los sistemas de educación superior Europeos reside en la calidad de la
formación y de la investigación, en la diversidad de sus instituciones y en su
apoyo a la cooperación en áreas en las que aporta valor añadido, como los
programas de doble grado, doctorados o acuerdos internacionales.
Otro punto de debate del Consejo
será la adopción de conclusiones sobre un liderazgo efectivo en educación El Consejo invitará a los Estados miembros a conseguir una educación más atractiva,
apoyando la autonomía de las instituciones de educación, su liderazgo en
materia pedagógica y la obtención de recursos propios, mientras los Estados asegurarán
que las instituciones cuenten con los medios y el apoyo suficiente para
adaptarse y responder efectivamente a condiciones locales específicas y
cambiantes.
En esta adopción de conclusiones,
el Consejo busca consenso en el desarrollo de la innovación en educación. Por
ejemplo, a través de las Acciones Estratégicas de asociación y partenariado
incluidas ya en el programa Erasmus+, que anima a las instituciones de
enseñanza superior a cooperar con empresas, con la sociedad civil y con otras
instituciones de educación de cualquier nivel educativo, y tanto
internacionales como de la comunidad local.
Los ministros de
educación reunidos en el Consejo también discutirán sobre recursos abiertos de
educación y aprendizaje on-line. Para ello se basarán en lo establecido
previamente en dos documentos: La propuesta de la Presidencia del Consejo
y la reciente comunicación de la Comisión 
con su adenda 

Sin duda estos nuevos
recursos mejorarán la innovación en educación y su relación coste-eficacia y
permitirá acceder a la educación se desarrolle esta donde sea y desde cualquier
lugar. Este planteamiento abre un debate nacional y en la UE sobre la calidad
de la enseñanza, el reconocimiento y la acreditación, infraestructuras…
Más información:

50 años en universidades #UE

En 1959 el Servicio de Prensa y
Comunicación, dependiente de la Dirección General de Información de la Comisión
de las Comunidad Económica Europea, aprobó por primera vez un presupuesto
específico dedicado a informar sobre Europa a los ciudadanos y especialmente a
los jóvenes. Conocidos como los “fondos Keyssing” se convirtieron en la base
financiera y jurídica de un nuevo departamento: Información
universitaria-juventud-Educación de adultos”. Su primer director, Jean Moreau,
fue nombrado en 1960 y contó desde 1961 con una pertinaz colaboradora: Fausta
Deshormes La Valle que concretó el proyecto de información sobre las
Comunidades Europeas en las Universidades creando los primeros Centros de
Documentación Europea.
Fausta Deshormes La Valle

Fausta Deshormes, de origen
italiano falleció en febrero de 2013 y es conocida sobre todo por formar parte
del Gabinete del Vicepresidente de la Comisión, Carlo Scarascia a cuyas órdenes
creó el Servicio de Prensa e Información de la Mujer que dirigió hasta 1992 año
en que fue nombrada miembro honorario de la Comisión Europea. Más de 400
universidades en toda la Unión Europea se benefician de su arriesgada idea que
ella misma describe en una entrevista concedida a la Comisión.
En 1960, dentro del equipo de
trabajo de Jean Moreau, Fausta Deshormes comienza a pensar cómo dar información
sobre integración europea en las universidades. Esto era un tema importante ya
que en 1961 se había dado cuenta de una importante carencia: “había muchos estudiantes federalistas y
‘europeistas’ como se conocían en Italia, que querían comenzar sus tesis
doctorales sobre la integración europea. Preguntaron a sus profesores, fueron a
sus bibliotecas y no encontraron nada. Así que lo primero que hice fue enviar
documentación a las universidades.”
En este momento, la Comunidad
Europea del Carbón y del Acero (CECA) empezaba a enviar documentación a las
bibliotecas nacionales y regionales, denominándolas bibliotecas depositarias,
pero que por su propia normativa, horarios, etc… no cubrían todas las
necesidades de acceso, especialmente de los jóvenes universitarios porque
estaban en muchos casos alejadas de las universidades.
Ante esta necesidad Fausta
Deshormes ideó un proyecto piloto aplicado a universidades italianas,
apoyándose en su amistad personal con Antonio Tatti, que era el encargado de
las cuestiones académicas y relación con los jóvenes en la Representación de la
Comisión en Roma. “Antonio tenía la misma
visión y la misma pasión en su trabajo que Moreau, y muy buenas relaciones con
el mundo académico”.
Otro apoyo importante fue conseguir la colaboración de
la Società Italiana per l’Organizzazione Iternacional  (SIOI). “Comenzamos
a  reunirnos con algunas facultades
italianas con el fin de crear Centros de Documentación Europea que se llamaban
EDC.”
Fausta Deshormes recuerda en la
entrevista: “Empecé en 1962 y en 1967 ya
había cientos de CEDs en todos los Estados de las Comunidades Europeas”
que
en esa época sumaban 6 estados (Bélgica, República Federal de Alemania,
Francia, Italia, Luxemburgo y Países Bajos). En 1967 creó la publicación
“Nouvelles Universitaires”.
Así en 1963 comenzaron a
funcionar los primeros Centros de Documentación Europea, a los que se enviaba
documentación y se apoyaba a los que 
realizaban tesis doctorales sobre integración Europea. De hecho, la CECA
creó un premio a la mejor tesis doctoral en estos temas. El trabajo avanzó “creamos redes de becas, visitas a
instituciones, subvenciones para tesis, para seminarios…”
ofreciendo estas
oportunidades a alumnos, jóvenes en edad universitaria y profesores. Incluso en
Gran Bretaña, antes de su incorporación en 1973 “algunas universidades nos escribían espontáneamente y probablemente
habría ya CDEs. Recuerdo antes de la adhesión el de Sussex.”
Artículo publicado en el número 50 del  Boletín Europa Siglo 21

Cooperación Unión Europea y Amércia Latina

El 21 de marzo de 2013, la Fundación Unión Europea-América Latina y Caribe y el Instituto Europeo de Estudios Internacionales firmaron un Acuerdo de Cooperación Interinstitucional por el cual la fundación se asocia al Consorcio Ibero-Euro-América. Consorcio de Universidades, Institutos e Instituciones y a la Cátedra Iberoamérica Global, ambas iniciativas creadas y promovidas por el Instituto Europeo de Estudios Internacionales. En la actualidad el Consorcio cuenta con 15 socios de Europa y América Latina.El 7 de Mayo de 2013 fue presentado el Consorcio y la Cátedra, en la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) en Madrid, teniendo entre sus objetivos, promover el conocimiento y la proyección global del espacio Ibero-Euro-Americano.
Benita Ferrero-Waldner, Presidenta de la Fundación Unión Europea-América Latina y Caribe
y Mario Torres Jarrín, Presidente del Instituto Europeo de Estudios Internacionales,
realizando el intercambio de acuerdos, en Estocolmo, el 20 de mayo de 2013,
en el marco de la segunda edición de la Cátedra Iberoamérica Global.

En su discurso, Benita Ferrero-Waldner, destacó la importancia de la cooperación académica para “acercar a nuestras sociedades y para que la asociación birregional se convierta en una asociación estratégica verdadera y duradera”.  Por esta razón la asociación a iniciativas como la Cátedra Iberoamérica Global “forma parte substancial del mandato de nuestra fundación, que es el acercamiento  y la mejor comprensión mutua entre ambas regiones”, dijo la Presidenta.
La Fundación UE-ALC fue creada en 2010 por la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, e inició sus funciones en noviembre de 2011. Tiene su sede en Hamburgo, Alemania, y cuenta con 61 miembros: 33 Estados de América Latina y Caribe, los 27 Estados miembros de la Unión Europea, así como las instituciones europeas.La Fundación tiene como objetivo transformar la asociación estratégica entre la UE-ALC, en una realidad vigorizada y visible que cuente con la participación activa de las respectivas sociedades.
El Instituto Europeo de Estudios Internacionales (IEEI) es un centro de formación y de investigación en relaciones internacionales y diplomacia. Tiene su sede en Salamanca, España.  El IEEI tiene como objetivo ofrecer una educación integral del ser humano, preparando líderes de acción positiva y al servicio de una sociedad global.
La Universidad Francisco de Vitoria es socia del Consorcio Ibero-Euro-América. Consorcio de Universidades, Institutos e Instituciones y de la Cátedra Iberoamérica Global. Así mismo el Instituto Europeo de Estudios Internacionales y la Universidad Francisco de Vitoria firmaron un acuerdo, el 18 de abril de 2013, por el cual implementarán conjuntamente el Máster en Relaciones Internacionales y Diplomacia, y el Máster en Estudios Regionales: Unión Europea, América Latina y Caribe. Motivos por el cual nuestro Centro de Documentación Europea colabora con ellos. Para que los estudiantes puedan acceder a toda la información y documentación de la Unión Europea.

Joven de 17 busca universidad

Un artículo de University World News analiza el modo en el que los jóvenes eligen universidad:
Todas las universidades quieren saber qué están buscando los alumnos y  cómo toman las decisiones a la hora de elegir un centro. Este ha sido el tema central de la conferencia celebrada entre responsables de universidades de UK el pasado marzo en la Universidad de Warwick.
En Reino Unido los jóvenes eligen entre 30.000 cursos de 262 instituciones y los tres  primeros datos que que buscan y comparan es el contenido de los cursos (77%), seguido de la reputación académica de la institución (57%), distancia de esta a su vivienda habitual (57%).
Sobre dónde buscan esta información, la primera fuente es por supuesto la web de cada universidad. Las redes sociales es su segunda fuente de información. Y sin duda el boca a boca sigue siendo el factor más importante a la hora de buscar un centro. El testimonio de un ex alumno  sigue siendo más impactante y auténtico que cualquier web.
En cuanto a los rankings son más una herramienta para alumnos internacionales, según este mismo artículo, y no una fuente prioritaria.
Quizá, y en el caso de la Unión Europea el lanzamiento de U-Multirank quizá cambie la percepción que los estudiantes tienen hasta ahora de los mismos.

El CDE se embarca en un nuevo proyecto

El Centro de Documentación Europea acaba de presentar un proyecto a la Convocatoria de subvenciones de la Dirección General de Asuntos Europeos y Cooperación con el Estado de la Comunidad de Madrid.
La Convocatoria se enmarca en el contexto de trabajo de la Red Europea de Información de la Comunidad de Madrid y está abierta a los Centros de Documentación Europea de la Comunidad. El CDE apuesta por un proyecto que conecte la universidad con la sociedad, en concreto que tenga el potencial de detectar las necesidades de información europea de municipios de la Comunidad de Madrid sobre todo en lo que se refiera a oportunidades de movilidad y a mejora de empleabilidad de los jóvenes.

El CDE organizará una sesión de información dirigida al personal de los ayuntamientos y convocará una Gymkana de empleo para dar a conocer los recursos de información de la Unión Europea en este sentido. Por último el CDE potenciará el uso de los canales de comunicación 2.0 para crear un modelo de información adecuado a la demanda real, accesible desde cualquier medio y para cualquier persona interesada, y sin perder de vista las demandas de información de los jóvenes univeristarios que son su principal público objetivo.

Surge así el proyecto SMART INFO: Información Europea Activa. Esperamos que haya suerte y podamos desarrollarlo en los próximos meses.