Empleo digital y economía circular

Relación entre empleo digital y economía circular

La economía circular tiene un componente digital muy importante. De hecho, las competencias digitales son desde hace años una prioridad para la Comisión Europea. A través del sistema DIGCOMP, la Comisión ha identificado y evaluado 21 competencias digitales que ya están incluidas en el currriculum europeo EUROPASS

logo europass

Coalición por las competencias y el empleo digital

La Comisión Europea dentro de su estrategia de Mercado Único Digital, creó la Coalición que a su vez trabaja estrechamente con las Coaliciones nacionales. En este momento cuenta con 400 miembros en 23 Estados miembros de la UE.

El pasado mes de marzo de 2019 el equipo de coordinación de la Coalición por las competencias se reunión en Bruselas. 

Uno de los objetivos de este encuentro ha sido el lanzamiento de contenidos en su portal web. Desde su creación, ha querido configurarse como plataforma de intercambio de información y networking. Pero especialmente, como ventanilla única para competencias digitales en Europa.

Empleo digital

Según el informe encargado por Telefónica sobre la sociedad digital en 2018, existen en España más de 10.000 puestos de trabajo que las empresas no pueden cubrir. Y esto, en parte, por falta de competencias digitales de quienes optan al puesto.

La brecha digital en competencias se suma a la brecha digital geográfica. Esta provoca marcadas diferencias en el acceso a servicios digitales entre las áreas rurales y las zonas urbanas.

Competencias digitales

Competencias digitales

La Unión Europea mantiene desde 2018 un programa de formación, financiado a través de Horizonte 2020 y Erasmus+. El programa ofrece contenidos en competencias digitales. Se dirige a todas las disciplinas académicas y cuyo objetivo es la adquisición de competencias digitales en los campos mas demandados por el mercado laboral.

Cualquier estudiante puede participar en este programa. De hecho,  la vía para hacerlo es la misma que para solicitar una beca Erasmus+. Además, los recién graduados pueden optar a prácticas de 12 meses de duración.

Las empresas y entidades de acogida de estos estudiantes son precisamente aquellas que forman parte de la Coalición a las que se suman aquellas empresas que participan en Horizonte 2020 y por supuesto, cualquier otra empresa que pueda ofrecer prácticas en entornos digitales.

Competencias digitales II

Crear servicios en torno a productos

Esta es una de las formas de inmersión en un sistema económico pensado en circular. Transformar los productos en servicios supone que el ciclo del producto no se agote. Además consigue generar empleo a lo largo de su fase de consumo y que se asegure el retorno y por tanto la reutilización y/o el reciclaje.

Las industrias europeas están aumentando su oferta de servicios en torno a los productos que fabrican. En un contexto digital es posible obtener servicios relacionados con el buen mantenimiento del producto. Pero pueden llegar a convertirse en un catálogo de servicios que crean una relación entre empresa-consumidor. Esta es una diferenciación del fabricante y hace frente a los cambios en los hábitos de los consumidores.

Un ejemplo de ello está en los fabricantes de productos de iluminación. La larga duración de las bombillas LED, comunes entre los consumidores, están provocando que estos fabricantes ofrezcan servicios y productos “postventa” relacionados con las bombillas. O en el caso de mobiliario para oficinas, con modelos flexibles adaptables a la evolución del cliente.

mud jeans ciclo

Mud jeans , Vigga,  y ofertas de renting de diferentes marcas de coches, son un ejemplo de esto.

La opinión de los expertos

AIDIMME, Instituto Tecnológico de Valencia, analiza el potencial de los sistemas producto-servicio para la transición a un modelo de economía circular.

Al mismo tiempo, reslata la importancia de la industria 4.0, el uso de lnternet de las Cosas, Big data, etc… en este proceso.

“Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) representan un importante avance tecnológico que ha revolucionado el mercado y actual modelo económico. La digitalización posee un gran potencial desmaterializador. Si bien suele ir acompañada de una tendencia a la proliferación de aparatos electrónicos (que además quedan rápidamente obsoletos)”. 

“El análisis de las diversas tecnologías analizadas con mayor potencial para catalizar la puesta en marcha de modelos de negocio acordes a los principios de Economía Circular y focalizándose en una orientación a sistemas Producto-Servicio y algunas de sus posibles aplicaciones se indican a continuación, si bien el listado está lejos de ser exhaustivo”.

Realidad virtual, realidad aumentada, plataformas web, móvil, medios de pago, contacto con clientes, big data…. Son parte integrante de un proceso de cambio en el modelo económico.

Nativos digitales

En 2001 se empezó a hablar de nativos digitales: como han nacido y se han educado inmersos en la era digital “dominan” las competencias digitales. Pero está demostrándose que esta ecuación no funciona.

Es cierto que estos jóvenes definidos así, cuentan con una marcada alfabetización digital adquirida de manera informal. El teléfono móvil, la nube, las redes sociales, big data, tecnologías aplicadas a nuevos procesos de reparación (impresoras 3D, reciclaje, reutilización…)  exigen unas competencias específicas.

Por ello la acción de la Comisión Europea en cuanto a identificación de competencias, diseño de itinerarios de prácticas y formación y detección de nuevos escenarios a través de iniciativas como la de la Coalición, son tan importantes.

Como lo son las propias compentencias digitales para el impulso de la Economía Circular.


Infografías elaboradas por Nuria Martínez sobre datos de Eurostat y DESI