Experimentar como base

La experiencia, la vivencica, es ocho veces más eficaz que la enseñanza tradicional en el aula. Una simulación permite experimentar en un entorno seguro y ofrece una experiencia cercana a la realidad.
Ante un perfil de trabajo no sólo se debe pensar que se cuenta con lo aprendido o lo estudiado. Hay que indagar en aquellas oportunidades que ofrecen practicar sin riesgos en al estrategia del negocio o del puesto concreto al que se ha decidido acceder.
Experimentar de forma cercana a un perfil profesional permite que la persona descubra la estrategia del negocio o del puesto profesional, ayuda a adquirir confianza en habilidades propias y ofrece un recorrido por otras capacidades que pueden aportar mejores resultados.
Por eso los simuladores, juegos de rol, o metodologías basadas en experimentar un puesto o perfil profesional, son herramientas fundamentales para mejorar las expectativas de empleo y  la preparación profesional.
El programa Leonardo de la Unión Europea ofrece prácticas en empresas de 27 Estados de la UE durante periodos de 3 a 5 meses. Una forma de viajar, participar en la dinámica diaria de una empresa desde la propia experiencia profesional, aprendiendo y practicando un idioma… y mejorando el curriculum con un periodo de trabajo breve pero muy reconocido en Europa.