Economía circular desde la experiencia

La Economía Circular está en línea con los objetivos de sostenibilidad. Tras la cumbre de París COP21, en España se produjo como respuesta la llamada Declaración de Sevilla (marzo 2017) firmada por varios ayuntamientos y que es una apuesta por una economía que:

transforme los residuos en recursos” y constituya una posible “solución ante la crisis medioambiental que genera el actual modelo económico de desarrollo lineal (coge-fabrica-tira)”

Además de Sevilla, han mostrado su apoyo municipios tales como Córdoba, Granada, Jaén, Vigo, Toledo, Tarragona, Logroño, Badajoz, Coslada, Fuenlabrada, Bustarviejo, Gavá o Granollers…

 

logo municipios y economía circular

La participación de las ciudades

La participación de las ciudades es fundamental tanto en la lucha contra el cambio climático como en la estrategia de Economía Circular. En el año  2050 el 70% de los habitantes del planeta vivirá en las ciudades y hoy en día ya lo hace el 50%. Solo en la Unión Europea se generan 2.500 millones de toneladas de residuos al año, una cifra muy alta y que bloquea los sistemas de residuos de las ciudades.

Por eso, desde la cumbre de París se pidió que las ciudades aplicaran la innovación y las estrategias sostenibles para atajar el calentamiento global y preservar los recursos naturales. Entre las buenas prácticas urbanas de Economía Circular, se destaca el ejemplo de la ciudad de Peterborough , al norte de Londres.

El caso de la Comunidad de Madrid

En la Comunidad de Madrid se acaba de iniciar con fuerza  Madrid 7R : La Comunidad de Madrid por la Economía Circular, desarrollada por la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio. La campaña destaca en su página web entre otros beneficios:

“Innovación y crecimiento económico. Los nuevos modelos de negocio y las nuevas tecnologías favorecerán la innovación y crearán más valor económico de los recursos naturales”

Consumo sostenible y oportunidad de nuevos trabajos. La innovación social asociada a “compartir”, al eco-diseño, a la reutilización, al reciclaje, etc. tendrá como resultado un comportamiento en el consumo más sostenible. Por otra parte, el desarrollo de nuevas áreas de trabajo generará la creación de empleo tanto de baja, media o alta cualificación. El cambio de productos por servicios y la formación y educación también darán lugar a nuevos empleos ”.

Madrid7R busca ser: Uno de los más potentes motores para el cambio es la innovación. Las empresas que adoptan modelos de negocio que incorporan la Economía Circular en la que el crecimiento no depende de materias primas escasas, que utilicen tecnologías transformadoras y modelos de negocio basados en la durabilidad, renovación, reutilización, reparación, refabricación, capacidad de compartir y desmaterialización, conseguiran ventajas en competitividad, adelantarán a sus competidores en innovación.

Esto les permitirá una mayor eficiencia de sus recursos, aumentar el valor que le dan sus clientes, así como crear estrategias de cambio en su tecnología. Surgen, por tanto, nuevos modelos de negocio

  • Suministros de materiales secundarios: Aportan materias primas renovables, reciclables o biodegradables a los sistemas de producción y consumo.
  • Recuperación de materiales: aprovechan los restos de fabricación de otras empresas maximizando el valor económico de los productos.
  • Alargamiento de la vida de los productos manteniendo el valor. Incluso incrementándolo, a través de la reparación, actualización, refabricación y comercialización
  • Plataformas para compartir promocionando la colaboración entre usuarios tanto individuales como organizaciones
  • Productos como servicios que representa una alternativa al tradicional modelo de “comprar y poseer”. Los productos pueden ser usados por uno o más usuarios a través de servicios de arrendamientos o “pago por uso”.