De residuo a recurso

Reducir, residuo, recurso. Estas tres palabras son clave para marcar el camino de la sostenibilidad. Comprender que  los residuos se pueden convertir en recursos. Este es uno de los pilares de la estrategia de la Unión Europea de Economía Circular.

Economía circular y residuo

Nueva directiva de residuo de plásticos de un solo uso

El pasado mes de mayo de 2018 la Comisión Europea propuso una nueva directiva sobre estos productos. Incluyen: Botellas de agua, envases y menaje para alimentos, colillas, productos de higiene, globos, envoltorios de caramelos, frutos secos, etc… y bolsas de plastico.

Estos representan el 70% de la basura que se encuentra en las playas europeas.

En qué benefica a los ciudadanos

La reducción de residuos ahorra dinero, energía, recursos. Genera empleo y crecimiento económico.  Mejora la calidad de vida. Mejora el medio ambiente.

residuo y reciclaje

Economía circular es el nombre del paquete de medidas que en el año 2015 propuso la Comisión Europea y que han sido aprobadas por el Parlamento Europeo en 2018.  incluye iniciativas sobre reducción de residuos, un plan de acción en cada etapa de la cadena de valor de un producto, etc…

La Comisión hace una jerarquización: prevención, reutilización, reciclado, recuperación con otros fines y eliminación.  También confirma el principio “quien contamina paga” : el productor original debe pagar el coste de la gestión de sus residuos.

Introduce el concepto de “Responsabilidad ampliada al productor” implicando al fabricante en el tratamiento y reciclaje de sus propios productos. Otros elementos novedosos de esta Directiva es que distingue entre residuos y subproductos.

Los productores o propietarios de residuos deben tratarlos ellos mismos o hacer que sean tratados por un operador con reconocimiento oficial. En este sentido, las autoridades nacionales competentes deben establecer planes de gestión y programas de prevención.

España Circular 2030 es el título que ha tomado la Estrategia Española de Economía Circular, publicada en febrero de 2018.

Basura no, residuos sí

Ser residuo no es ser basura. O dicho de otro modo, la basura es más importante de lo que parece. En 2008 la Comisión Europea publicó la Directiva sobre residuos (Directiva 2008/98/CE). Establece el marco jurídico (aplicable de forma obligatoria a todos los Estados miembros desde diciembre de 2010) para su tratamiento en la UE.

Residuos urbanos: Bolsas de basura en la calle de una ciudad europea

La gestión de los residuos

La Comisión hace una jerarquización: prevención, reutilización, reciclado, recuperación con otros fines y eliminación.  También confirma el principio “quien contamina paga” : el productor original debe pagar el coste de la gestión de sus residuos.

Continuar leyendo “Basura no, residuos sí”

Economía Circular como apuesta europea

Economía circular es el nombre del paquete de medidas que en el año 2015  adoptó la Comisión Europea. Incluye iniciativas sobre reducción de residuos, un plan de acción en cada etapa de la cadena de valor de un producto, etc…

esquema de economía circularLa transición hacia una economía más circular supone un gran paso en modernización de la economía europea, hacia caminos más sostenibles para Europa y sus ciudadanos (COM (2016)157 final). La Economía Circular permite el ahorro de energía e importantes beneficios medioambientales pero también mejora la competitividad de las empresas al incrementar sus beneficios y crea puestos de trabajo a nivel local y nuevas oportunidades de integración social.

Economía circular y empleo

Es un elemento de mejora de empleabilidad, de manera transversal y de manera directa para los jóvenes. Por ello, la Economía Circular está directamente relacionada con las prioridades clave de la Unión Europea en materia de crecimiento, empleo, agenda social e innovación industrial.

El principal beneficio de la Economía Circular es conseguir un menor consumo de energía y reducción de emisiones de dióxido de carbono. Esto redunda directamente en los objetivos de la UE en materia de cambio climático y energía. También en sostenibilidad, especialmente el objetivo de desarrollo número 12 de consumo y producción sostenible (COM (2016)739 final).

Ejecutar el plan de acción de la UE de Economía Circular es prioritario para la Comisión Europea

En 2016 y 2017 se han dado pasos importantes en distintos ámbitos. Destacar: “Residuos alimentarios, el diseño ecológico, los fertilizantes orgánicos, las garantías de los bienes de consumo, y la innovación y las inversiones. Los principios de la Economía Circular se han ido integrando gradualmente en las mejores prácticas industriales, la contratación pública ecológica, el uso de los fondos de la política de cohesión, y a través de nuevas iniciativas en los sectores de la construcción y el agua”.

Residuos: punto fuerte de la  Economía Circular

Otro beneficio importante es la apertura de nuevas vías para la reutilización de residuos, que permite por ejemplo la creación de un mercado único de fertilizantes elaborados a partir de materias primas secundarias recuperadas (p.e. nutrientes reciclados) y que favorece que la gestión de residuos ofrezca oportunidades económicas y por tanto de empleo.

Fundamentalmente en esta vía de reutilización se habla de los desperdicios de alimentos como ámbito clave de la Economía Circular y que puede abordarse desde distintos niveles a lo largo de la cadena de valor. La Comisión ha realizado en los años anteriores campañas en contra del desperdicio de alimentos, calculando su coste y elaborando directrices de donación o reutilización como pienso. En Agosto de 2016 se creó la Plataforma de la UE sobre pérdidas y desperdicio de alimentos encargada de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante de aquí al 2030.

Residuos y energía

En enero de 2017 se dio un paso adelante con su comunicación sobre los procesos de transformación de residuos en energía y su papel en la Economía Circular (COM(2017)34) que se complementó con la modificación de la para restringir el uso de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos. La Comisión da así prioridad a la “prevención de residuos”. Además permite la ampliación de la vida útil de los aparatos eléctricos y electrónicos contribuyendo, la reventa y el mercado de segunda mano para determinados aparatos y las reparaciones con piezas de recambio en apartaos comercializados antes de 2019.

La industria pesada, o la necesidad de incluir criterios medioambientales en todos los procesos de contratación pública (en edificios de oficinas, carreteras, ordenadores, pantallas…) es otro paso importante puesto que la contratación pública impulsa el cambio de requisitos en las empresas licitadoras y será este ámbito uno de los fundamentales en la transición a la Economía Circular.

Propuestas de la Comisión Europea

En la recogida de residuos, la Comisión adoptó en julio de 2016 un Reglamento sobre traslado de residuos entre Estados miembros (Reglamento 2016/1245). Y la identificación de buenas prácticas en la recogida de residuos, fomentadas por la Comisión en los diferentes Estados miembros que tras una revisión de la situación actual ha dado lugar a una serie de recomendaciones. Además, el programa de investigación Horizonte 2020 apoya esta línea de actividad financiando proyectos concretos.

También en 2016 la Comisión marcó directrices para la aplicación e implementación de la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/EC) para integrar la reutilización y la gestión del agua atendiendo al proceso de escasez por la sequía en zonas concretas de la UE. En abril de 2016 la Comisión publicó la evaluación de los requisitos mínimos de reutilización del agua para riego y recarga de acuíferos.

Construcción y demolición

Otros puntos de interés son el sector de la construcción y la demolición, con objetivos de mejora de separación y recogida de residuos en origen; la biomasa y bioproductos, con criterios de sostenibilidad para todos los usos bioenergéticos, etc…

Como estos, son muchos los ejemplos que al proponer nuevos modos de gestión de residuos etc… fomentan de manera directa la creación de puestos de trabajo, la empleabilidad y la innovación.

La Economía Circular impulsa la investigación, la innovación y la inversión generando valor añadido y creando empleo y mejorando la empleabilidad a partir de recursos hasta ahora no aprovechados.

Además del programa Horizonte 2020 o del programa marco que le dará el relevo (FP9) como fuentes de financiación de la Economía Circular, la Unión Europea aplica los Fondos de Cohesión, Interreg, LIFE y otras iniciativas como Regio Starts…

En el ámbito industrial, se han puesto en marcha proyectos para modelar la “fábrica del futuro”, “industrias de transformación sostenible” y “bioindustrias” que ayuden a desarrollar y desplegar las tecnologías facilitadoras en apoyo de la industria manufacturera de la UE.

La Comisión también abrió entre 2016 y marzo de 2017, una ventanilla única para que las pymes accedan a los servicios e instalaciones de tecnologías para una producción limpia con el objetivo de favorecer el uso de tecnologías avanzadas de fabricación innovadora en sus procesos de producción y en sus futuras inversiones

La Economía Circular en 2017

En 2017 los avances en Economía Circular han centrado su atención en:

  •  Plásticos: rentabilidad reutilización y reciclado para reducir su presencia en el medio ambiente y desvincular su producción de los combustibles fósiles.
  • Puntos de vista jurídicos, técnicos y prácticos: en cuanto a legislación de residuos y productos químicos que pueden obstaculizar la transición de los materiales reciclados a la economía productiva.
  • Reutilización de aguas residuales: garantizando la seguridad sanitaria y medioambiental.
  • Diseño ecológico más centrado en la Economía Circular, más allá de la eficiencia energética, que se incorporará a los criterios de la etiqueta ecológica.
  • Otras iniciativas interinstitucionales.

Previsiones de la Economía Circular para 2018

El tema de la Economía Circular estuvo presente en el discurso sobre el Estado de la Unión de 2017 del presidente Junker. En concreto, en su discurso enfatizó como prioridad 1: dar un nuevo impulso al empleo, a la mejora de la empleabilidad, el crecimiento y la inversión. Dentro de esta prioridad:

Un paquete sobre la Economía Circular para impulsar la innovación, el empleo y el crecimiento, en particular una estrategia sobre los plásticos con el fin de que de aquí a 2030 todos los envases de plástico en el mercado de la UE sean reciclables; una propuesta de Reglamento sobre la reutilización de las aguas residuales; una revisión de la Directiva sobre el agua potable; y un marco de seguimiento para la Economía Circular.

Es importante destacar la sinergia entre Economía Circular y empleo y de cómo la propia Comisión Europea aúna e impulsa criterios claros para que esto sea así.
El presidente Juncker también habló de cómo se han registrado nuevos avances en la ejecución del Plan de Acción para la Economía Circular:

Con orientaciones sobre la conversión de los residuos en energía, una plataforma de apoyo financiero, creada en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para agrupar a los inversores y los innovadores, y la puesta en marcha de la plataforma de partes interesadas en la Economía Circular europea. El Parlamento Europeo y los Estados miembros siguen trabajando en un acuerdo sobre las ambiciosas propuestas legislativas de la Comisión en materia de gestión de residuos