Experimentar como base

La experiencia, la vivencica, es ocho veces más eficaz que la enseñanza tradicional en el aula. Una simulación permite experimentar en un entorno seguro y ofrece una experiencia cercana a la realidad.
Ante un perfil de trabajo no sólo se debe pensar que se cuenta con lo aprendido o lo estudiado. Hay que indagar en aquellas oportunidades que ofrecen practicar sin riesgos en al estrategia del negocio o del puesto concreto al que se ha decidido acceder.
Experimentar de forma cercana a un perfil profesional permite que la persona descubra la estrategia del negocio o del puesto profesional, ayuda a adquirir confianza en habilidades propias y ofrece un recorrido por otras capacidades que pueden aportar mejores resultados.
Por eso los simuladores, juegos de rol, o metodologías basadas en experimentar un puesto o perfil profesional, son herramientas fundamentales para mejorar las expectativas de empleo y  la preparación profesional.
El programa Leonardo de la Unión Europea ofrece prácticas en empresas de 27 Estados de la UE durante periodos de 3 a 5 meses. Una forma de viajar, participar en la dinámica diaria de una empresa desde la propia experiencia profesional, aprendiendo y practicando un idioma… y mejorando el curriculum con un periodo de trabajo breve pero muy reconocido en Europa.

Competencias: un nuevo concepto de educación

Durao Barroso en la Universidad de Cork

©European Commission, 2008

Invertir en educación y formación es fundamental a la hora de impulsar el crecimiento y la competitividad. Hay que mejorar los niveles de capacitación ante un mercado laboral que cada vez exige un nivel más alto de aptitudes transversales y básicas.

Aptitudes trasversales como pensamiento crítico, iniciativa, solución de problemas y trabajo colaborativo.
Aptitudes emprendedoras no sólo para crear empresas sino como refuerzo de la empleabilidad de los jóvenes.Aptitudes científicas, relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.Aptitudes básicas como alfabetización, matemáticas y ciencias. A todo ello se añade la capacidad de hablar idiomas, factor clave de competitividad y conseguir dar mayor calidad a las aptitudes profesionales, invirtiendo en la mejora de la Enseñanza Profesional.

La verdadera movilidad se conseguirá cuando los conocimientos, las aptitudes y las competencias de cada  ciudadano europeo puedan ser claramente comprendido. La creación del Espacio Europeo de Aptitudes y Cualificaciones apoyará la transparencia y el reconocimiento de cualificaciones académicas.

Un nuevo concepto de educación: invertir en las competencias para lograr mejores resultados socioeconómicos. (COM(2012)669 final)