No hay suficiente Europa en esta Unión…

… ni suficiente unión en esta Europa.

Esta fue una de las primeras frases pronunciadas por Jean Claude Juncker en su discurso del Debate sobre el Estado de la Unión ante el Parlamento Europeo el 9 de septiembre de 2015. Debate que se celebra cada año en la primera sesión plenaria del Parlamento en Septiembre y en el que el Presidente de la Comisión expone su balance del año y presenta las prioridades de la Comisión para el futuro.

Jean-Claude Juncker at the podium  El debate de este año por primera vez cuenta con un Presidente de la Comisión elegido por la fuerza política más votada y por tanto más representada tras las elecciones al Parlmento Europeo. Sin duda esto ha dado un carácter más político a su mandato. Juncker es un presidente “mas político” al frente de una Comisión “mas política” lo que significa que los Estados miembros, a traves de la firma del Tratado, quieren que la Comisión sea promotora del interés general de la Unión. Los años de crisis económica han dado en muchas ocasiones un mayor protagonismo a algunos Estados, haciendo que el papel de la Comisión quede en parte relegado. 

 
El presidente Juncker insiste, desde su toma de posesión en que quiere liderar una “Comisión política. Una auténtica Comisión Europea política”. En la actualidad, “los desafíos que europa está enfrentando, tanto internos como externos, no dejan otra elección que abordar soluciones desde una perspectiva política y asumiendo las consecuencias políticas de nuestras decisiones”

“no es un debate que deba tener en cuenta las veces que se pronuncien palabras como social, económico o sostenible. Es un debate para dejar paso a la honestidad,  para hablar francamente de los grandes problemas que afectan a la UE.”
La crisis de refugiados ha de verse como la primera prioridad. Como “una obligación de actuar como Unión” Es cierto que Europa no tiene capacidad de convertirse en el hogar de todas las miserias del mundo pero sí debe mostrarse unida y reaccionar, y es inminente que desarrolle una política común de asilo y migración.
A principio de 2016, la Comisión propondrá un conjunto de legislación para regular la migración legal. En esta línea, la política exterior europea debe ser más asertiva: 

“no podemos ignorar por mas tiempo situaciones como esta, ni mostrarnos divididos ante guerras y crisis políticas de nuestros vecinos”

El segundo tema abordado por Juncker en su discurso ha sido el de un nuevo comienzo para Grecia, para la zona Euro y para la economía Europea. Con respecto a Grecia, el presidente de la Comisión Europea criticó el postureo político de muchos, los enfrentameintos abiertos entre democracias europeasy finalmente cómo de manera colectiva toda la Unión se ha visto ante el abismo. Después de este año de trabajo, errores, y propuestas, la Comisión sigue negociando, asumiendo su responsabilidad técnica y política.

“Personalmente me atrevo a decir una y otra vez que Euro, Estados miembros del Euro, significa irreversible”

En cuanto a la situación económica y social de Europa, las cifras hablan por sí solas “más de 23 millones de personas están desempleadas en la UE”. Y la crisis económica no ha terminado todavía, solo está en una pausa. Por eso es importante pensar en qué medidas se han de tomar para recuperar la convergencia, entre Estados miembros y entre estos y la sociedad. La Comisión propone invertir en empleo y crecimiento en el marco del Mercado Único y completar la Unión Económica y Monetaria. La Comisión lanzará un nuevo Fondo de Inversiones Estragégicas.
Muchos otros temas fueron tratados a lo largo de esta intervención. Al finalizar su discurso, el presidente de la Comisión J.C. Juncker enfatizó:

“Debemos de cambiar nuestro método de trabajo. Debemos ser más rápidos. Debemos ser más Europeos en nuestro método.”