Los jóvenes deben seguir las convocatorias europeas que se publican

Entrevista a Katerina Fortún
Responsable de Política Regional y Urbana
Representación de la Comisión Europea en España

El desarrollo regional y urbano de la Unión Europea apuesta por el crecimiento y la creación de empleo, ¿Qué deben enfocarse los proyectos?

La política de desarrollo regional tiene como objetivo reducir las disparidades entre las regiones de la Unión Europea y todas se benefician de ella. Tanto las más competitivas como Madrid, como las menos desarrolladas, como pueden ser regiones de otros países. El objetivo principal es promover el crecimiento económico y crear empleo. En este periodo 2014-2020 hemos desarrollado unas estrategias de desarrollo regional invirtiendo en unos objetivos temáticos.

Nuestras prioridades, donde van 2/3 de toda la financiación de los fondos FEDER son I+D+I, tecnologías de información y comunicación, las pymes y las economías de bajas emisiones de carbono (energías renovables, eficiencia energética…). Lo primero que tienen que tener los proyectos es que encajen dentro de esta estrategia, que posea un valor añadido y que con esa financiación sí vaya a contribuir al crecimiento económico y posiblemente a crear empleo.

Es muy importante para los jóvenes que se potencie la cultura emprendedora, fomentando la formación y creación de empresas innovadoras gracias a plataformas como los viveros de empresas situados en las universidades. ¿se están desarrollando proyectos o ayudas dirigidas exclusivamente a los jóvenes universitarios que hacen uso de estos recursos?

Con los fondos Europeos empezamos a invertir desde la educación. Nuestro objetivo es invertir en capital humano, creemos que es lo más importante para poder crecer económicamente.Invertimos a través del Fondo Social y el Fondo FEDER. No se trata simplemente de ofrecer el sitio y el espacio sino también el asesoramiento porque si un emprendedor tiene un proyecto, muchas veces está el asesoramiento antes de la financiación.

Ver cómo se elabora el plan de negocio, cómo lo presento, si es viable, si realmente tiene ese valor añadido… y allí contamos con las universidades, con las cámaras de comercio, con los institutos de fomento. Se fomentan los viveros o elemprendimiento en general como “start ups”. Intentamos que realmente haya una estrategia de emprendimiento y que haya financiación o apoyo en todas las fases, no solo en el “start up”. También financiamos los “Business Angels” (gente que acompaña y asesora a los inversores).

Tradicionalmente se daban más subvenciones y ahora intentamos dar sobre todo a emprendedores a través de instrumentos financieros, que son ayudas reembolsables (prestamos, garantías…) Nosotros les subvencionamos pero si el proyecto va adelante y crece, nos pueden devolver el dinero y así esa financiación se puede ofrecer a otro proyecto.

Por ejemplo, un instrumento financiero en Canarias ofrece la financiación en dos fases. La comunidad acompaña al emprendedor en la primera fase y si ven que el proyecto avanza, se le da el dinero de la segunda fase para completar la financiación.

Si cuando se financia el proyecto, no sale bien de la primera fase ¿qué ocurre?

Si el proyecto no va bien, ese dinero no hay que devolverlo. Pero si va bien hay que devolverlo porque “si tú has crecido, ofrécelo a otro”. Si no funciona, yo, personalmente no lo veo como perdido porque son 40.000 invertidos en algo práctico, en una educación y ese emprendedor durante el periodo de formación (6 meses para la primera fase)  aprendió muchas cosas y vio que a lo mejor quería emprender en otra cosa. La gente aprende a través del emprendimiento. Lo que intentamos fomentar es la cultura del emprendimiento, donde el fracaso se interpreta como una formación para crecer y ver qué es lo que puedo hacer en un futuro.

¿Ofrece la Unión Europea servicios estratégicos personalizados a jóvenes emprendedores en función de las necesidades específicas de cada proyecto?

Antes de cada periodo se negocia con los Estados Miembros la financiación y el acuerdo de asociación. Ellos negocian qué estrategia queremos y dónde queremos que se invierta. Nosotros desde la Comisión Europea enfocamos mucho más en resultados. Tiene que haber objetivos muy claros, resultados claros. Si no hay resultados no se pagan todos los fondos que se han comprometido.

Hemos establecido que tienen que ser 4 prioridades: invertir en I+D en PYMES en las TICS y en la Economía de Bajas Emisiones de carbono porque creemos que hay que priorizar y enfocarse en la inversión para que tengamos más impacto. Entonces una vez que esto se negocia, el Estado Miembro prepara sus programas. En este periodo se han preparado 19 programas operativos, que son 19 estrategias regionales que las gestionan las Comunidades Autónomas, y 3 programas nacionales que son de competencia del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Lo que el joven tiene que hacer es: contactar con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas o directamente con la Comunidad de Madrid (que suele ser la Dirección General de Asuntos Europeos). Allí es donde realmente puede recibir el asesoramiento para el proyecto en particular. Nosotros desde la Comisión no podemos recibir los proyectos porque la financiación ya la hemos aportado. El joven debe seguir las convocatorias que se publican, luego cumplir con lo que pide la convocatoria y luego presentar los proyectos.

¿Hay un número específico de personas a las que se puede ayudar?

No, es ilimitado. Lo que es limitado es la financiación; España ha sido el mayor beneficiado de los Fondos europeos, casi doscientos mil millones de euros, que equivalen a dos planes de Marshall en términos de subvención, es decir, que luego hay que devolverlo, y actualmente España es el  tercer receptor de fondos europeos, y recibe en total de los Fondos Estructurales, 35.600.000 de euros.

¿De qué manera sigue involucrada la Unión Europea?

Nosotros adoptamos el programa operativo, un programa de estrategia, tenemos para cada región uno y luego participamos en unos comités de seguimiento, por ejemplo, ahora se ve lo que se hace en  I+D o  en emprendimiento, en las viviendas sociales. Hay 11 objetivos económicos y nosotros aprobamos ese informe anual que se presenta donde se informa de lo que se hace, pero no somos nosotros los que aprobamos directamente cada proyecto, eso lo hace el gestor, hay un gestor, por ejemplo para la vivienda social, otro para la economía e investigación.

Lo que nosotros intentamos y obligamos para este periodo  es que la información sea un poco mas compacta y mas fácil de llegar para los ciudadanos por que es verdad que hay momentos en que se pueden perder y se intenta que en el ministerio de economía y administraciones públicas en la dirección general de fondos europeos, haya un apartado de fondos europeos y debe haber un enlace a todas las comunidades autónomas que distribuyen los fondos europeos y en cada comunidad debe haber un enlace a otros que dan más ayudas o subvenciones para que sea mas fácil de seguir por los ciudadanos.  Además nosotros lo que aprobamos directamente son los proyectos de mas de 50 millones de euros, los grandes proyectos, como por ejemplo carreteras, tren de alta velocidad…

¿Se tiene en cuenta la edad a la hora de realizar un proyecto?

Hay una ayuda que es para la iniciativa juvenil, pero eso es más bien para los jóvenes que llamamos “nini”(que ni estudian ni trabajan), es un poco para orientarles. Es para aquellas personas que no están ni en estudiando, ni formándose, ni trabajando y la Comisión Europea obliga a que en cuatro meses la auditorías nacionales tienen que ofrecer a estas personas un curso, formación práctica o empleo para que no se queden en el “limbo” y no se prolongue esta situación.

Ahora hablamos de aquella persona que sí tiene un plan de negocio y emprende, como ya he dicho, hay muchos instrumentos financieros a nivel regional, a nivel nacional y lo que se intenta es ver el plan de negocio.

Con estos fondos nosotros hacemos el colchón a estas pérdidas, por lo tanto tú presentas ese proyecto a uno de los instrumentos financieros o a la subvención, y no debería haber ninguna discriminación, sobre todo en términos de subvención, términos de crédito tampoco porque nosotros hacemos el colchón y si hay una pérdida, se pierde de los fondos europeos.

No debería haber ninguna, de hecho lo que intentamos es fomentar el emprendimiento y los que emprenden suelen ser jóvenes. Lo que si intentamos es no solo sea el “start up”, sino que luego se haga un acompañamiento, porque lo que vemos es que hay muchos “start up”, pero que luego se terminan, realmente no funcionan o son empresas pequeñas y medianas. Lo que intentamos es que se acompañe durante todo el proceso.

¿Es positiva la acogida que sufren los jóvenes emprendedores en a cuanto a la internacionalización y expansión de sus empresas? ¿Cómo se les promociona en estos países?

Pues primero nosotros financiamos con los fondos FEDER e ICEX (Fondos de Comercio Exterior), que es un instituto que fomenta la internacionalización de las empresas. Lo que suelen hacer es llevar a las empresas españolas a las ferias en el extranjero, si se apunta 15, 20 o 30 empresas es mucho más fácil y el coste por empresa accesible si hay un stand para que se pueda compartir la información. Es verdad que el coste para una PYME, es un coste elevado ir a exponer en ferias internacionales porque no solo hay que pagar el sitio y el stand, también hay que pagar a los intérpretes, hay que pagará la mercancía, y por lo tanto tiene un coste elevado.

Por eso intentamos apoyar la internacionalización, y por supuesto también las Comunidades Autónomas tienen líneas de financiación para apoyar la internacionalización, de hecho hoy en día con i-Comerce, con lo que ya no hay fronteras, intentamos vender un producto no solo en España sino también a nivel europeo y aprovechando el mercado europeo o internacional. En el entorno internacional hay más restricciones porque hay que cumplir con los reglamentos de Estados Unidos,  pero a nivel europeo hoy en día no hay fronteras.

¿A esta promoción se le da la misma importancia en España como en otros países de la Unión Europea?

No sé cómo es en otros países, pero es verdad que España es un país grande y entonces muchas veces en principio solo con el mercado español se puede crecer, mientras que otros países más pequeños tienen que buscar como ir más allá, porque si un país son dos millones de personas es muy difícil limitarse solo a ese país, pero 40 millones ya es un mercado grande, entonces también pueden ir por esa vía.

También la crisis forzó más, y siempre lo malo trae algo bueno y las empresas se dieron cuenta que no pueden depender solo del mercado nacional, pero que tienen que hacerse más portfolio a nivel  de mercados internacionales, porque de esta manera te haces más fuerte y no dependes simplemente de un mercado. Si seguimos apoyando porque creo que la internacionalización es muy importante y de hecho también lo es fuera de Europa, por lo que se intenta no depender y hacerse más fuerte a nivel mundial.

Algunos proyectos, como Erasmus, favorecen el emprendimiento de los jóvenes, ¿qué más proyectos relacionados se están llevando a cabo?

Hay fondos europeos a nivel europeo, es decir, es más competitivo porque se compite con todos. Tenemos, por ejemplo, Horizonte 2020, esel programa que financia proyectos de investigación e innovación de diversas áreas temáticas en el contexto europeo. Pero eso son proyectos que ya requieren un consorcio, proyectos que necesitan un mayor desarrollo.

Hay otros como Erasmus Plus, pero me gusta destacar uno que me parece más adaptable y además fomenta la continuidad de la formación profesional junto con el emprendimiento, este es el Erasmus Emprende, que te permite hacer una práctica con remuneración a fin de mes, un trabajo de como mínimo un mes hasta seis meses en otro país. Con este proyecto, se ofrece la posibilidad de aprender un poco más antes de formar vuestra empresa, o simplemente ver cómo funciona ese sector en la actualidad y ver si realmente es viable, así aprendes cómo gestionarlo, ya que ves otro proyecto y otra empresa que puede interesar por ser parecido o complementario a tu idea. No es un trabajo para hacer fotocopias y llevar café, es un trabajo donde se actúa  como empresarios reales.

Lo que se le pide a la empresa es que realmente se comprometa y entienda vuestro proyecto e interés, ya que vosotros sois los futuros emprendedores, y os van a enseñar cómo se gestiona ese negocio. La finalidad de este proyecto, sería que a la vuelta emprendieses el negocio con muchos más conocimientos y experiencia. Antes de esto, se necesita presentar un plan de negocio y explicar vuestra idea de emprendimiento.

Entrevista realizada por:

Álvaro Piñana Atochero
Cristina San Román Velarde
Valeria De Mesones Gilbert
Flor Medrano Castañeda
Laura González Peralta

Alumnos de primer curso del grado de periodismo, coordinados por la profesora Dra. Elena Pedreira, Publicada en Europa siglo 21, nº 61 abril-junio

Guardar